El Muja cumple su tercer aniversario con medio millón de visitas registradas

El museo celebra este fin de semana sus primeros años con un amplio programa de actividades y conferencias Migoya inaugurará el lunes el jardín, la cafetería, el parque infantil y dos réplicas

Noticia publicada en El Comercio, sábado 31 de marzo de 2007

BLANCA M. GARCÍA/COLUNGA


ENTRADA. Una cabeza de giganotosaurio, el mayor de los dinosaurios carnívoros conocidos, recibe a los visitantes. / DAVID ESPINOSA





El Museo del Jurásico de Asturias (Muja) está de aniversario este fin de semana. Y lo hace después de haber conseguido alcanzar las cerca de 500.000 visitas durante sus tres primeros años de andadura, según los datos facilitados ayer por la Consejería de Cultura.

Desde hoy y hasta el próximo lunes, el centro acoge un amplio programa de actividades que darán comienzo cada día a las diez y cuarto de la mañana y se desarrollarán hasta poco después de las seis y media de la tarde. A primera hora, está prevista la recepción de los visitantes a cargo de las 'dinomascotas' para, más tarde, ir alternando durante toda la jornada los talleres 'Rastreando el Jurásico', 'Tras los rastros de los dinosaurios' e 'Investigando el pasado'.

El primero de ellos está dirigido a familias donde niños y adultos podrán descubrir los distintos tipos de dinosaurios que vivieron en el Jurásico e identificar sus huellas. En la actividad 'Tras los rastros de los dinosaurios', los pequeños podrán aprender desde cómo realizar la réplica de una icnita a excavar para hallar restos de fósiles. A las mismas horas a las que tendrá lugar este taller, los adultos tendrán la oportunidad de interpretar un yacimiento original y la relación que existe entre las huellas y el tipo de dinosaurio al que pertenecen.

Además, la nueva cafetería del Muja será el escenario de la representación teatral con títeres titulada 'Ruperto, el investigador de huellas perdidas'. Mañana domingo también está previsto que el geólogo José Carlos García-Ramos, director científico del Muja, pronuncie una conferencia.

Celebración oficial

La celebración oficial llegará el lunes día 2 de abril, momento en el que la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, inaugurará a las once de la mañana las novedades que se acaban de incorporar al centro. Entre ellas, destaca la colocación de la réplica a tamaño real de un camptosaurus -el último en llegar- y de un diplodocus bautizado con el nombre de Manín. Los dos completan el cuarteto de réplicas diseñadas por la empresa Dinokinetics con un allosaurus y un dacentrurus que habían sido colocados con anterioridad en el exterior junto al acceso.

En el mismo entorno, el museo estrenará la intervención paisajística creada por Proyectos de Jardín y Paisaje, S. L., que posee cinco grandes huellas de césped y 18 especies de plantas con atractivos distintos según la estación del año.

La consejera aprovechará asimismo para inaugurar la cafetería, que abrió sus puertas el pasado 8 de agosto, y un nuevo parque infantil, y presentar el Atlas del Jurásico (ediciones Nobel), escrito por los investigadores José Carlos García-Ramos, Laura Piñuela y José Lires.

Inaugurado el 31 de marzo de 2004, el Museo del Jurásico de Asturias abrió sus puertas por primera vez el 1 de abril de ese año gracias al empeño de investigadores como José Carlos García-Ramos, que ya nueve años antes le habían planteado la idea al entonces Gobierno autonómico del URAS.

Según explicaba ayer el geólogo, decidió cursar la solicitud al entender que el gran número de piezas, especialmente de icnitas, aparecidas en los acantilados de la costa asturiana del Jurásico -entre Gijón y Ribadesella- permitían crear un museo dedicado únicamente a los dinosaurios. «Al principio, la intención era la crear sólo un aula temática», indicó García-Ramos, quien recordó que no fue hasta diciembre de 2004 cuando su equipo de investigación se incorporó al centro.

En este tiempo, este equipo, que lo completan Laura Piñuela y José Ignacio Ruiz, ha logrado llenar los laboratorios de cientos de restos y crear un sinfín de proyectos. Por el momento, está previsto que los paleontólogos James Farlow, de la Universidad de Indiana, y David Unwin, de la de Berlín, visiten este verano el centro para preparar dos publicaciones conjuntas. Además, el Muja se convertirá en 2008 en la sede de las XXIV Jornadas de la Sociedad Española de Paleontología, que congregará a expertos de todo el país.

«El efecto invernadero ha provocado una subida lenta del Cantábrico»

García-Ramos pronunciará mañana una ponencia sobre las consecuencias del cambio climático en el mar

B. M. GARCÍA/COLUNGA

Noticia publicada en El Comercio, sábado 31 de marzo de 2007

EXPLICACIÓN. Una gran parte de las visitas que recibió el centro fueron de escolares. / D. ESPINOSA




«Si se fundiera toda la masa de hielo de la Antártida y Groenlandia el nivel del mar subiría unos 60 u 80 metros, lo que haría que ciudades enteras como Nueva York quedaran cubiertas y, por lo tanto, desaparecieran». El geólogo José Carlos García-Ramos, director científico del Museo del Jurásico de Asturias (Muja), hablaba así ayer sobre las consecuencias que el cambio climático podría traer para la Tierra y, en especial, para la región.

García-Ramos, que mañana pronunciará a la una de la tarde una conferencia en el Muja titulada 'Cambios en el nivel del mar: la desecación del Mediterráneo y el diluvio universal', explicó que no hay que irse muy lejos para comprobar cómo el calentamiento del Planeta debido a problemas como la contaminación atmosférica deja ver ya sus primeras consecuencias. «En estos momentos estamos todavía en un efecto nevera, pero nos encaminamos hacia un efecto invernadero que está provocando una subida lenta del nivel del mar en el Cantábrico», indicó.

Relieves

Según el investigador, la buena noticia para la región es que dentro de muchos años los grandes relieves que posee el Principado ralentizarán las consecuencias de este cambio. «Cuando en Asturias nos empiece a afectar mucho el efecto invernadero en otros lugares más secos y bajos el efecto será ya catastrófico», advierte este investigador, quien recuerda que, en la actualidad, «se puede comprobar cómo las lenguas glaciares se están yendo hacia atrás y sube el mar».

Entre las diferencias que se podrán notar en la región en un futuro que aún parece lejano, García-Ramos sostiene que habrá cambios importantes en los grandes cañones submarinos de Avilés, Lastres y Llanes, que al subir el nivel del mar pasarían a rellenarse de una gran cantidad de sedimentos procedentes de los ríos.

Además de estos temas, el investigador aprovechará también su ponencia de mañana para exponer algunos de los «cambios espectaculares» en la altura del nivel del mar que sufrió antiguamente el planeta. Entre ellos, hablará sobre el mar Negro como vestigio del gran diluvio universal y el cañón submarino del Nilo, a la vez que hará especial hincapié en la desecación que padeció el mar Mediterráneo hace entre cinco y siete millones de años, un hecho que surgió tras el cierre del Estrecho de Gibraltar. «Al no haber una renovación de agua con el Atlántico, hubo una desecación en el Mediterráneo que hizo que el nivel de agua bajara más de mil metros», puntualizó.

El MUJA en AsturiasSalada


Fotografías del MUJA publicadas en AsturiasSalada
, la Web de la costa Asturiana que recoge contenidos sobre la costa del Principado de Asturias.









Giganotosaurus





Migoya: «Al PP le molesta que el Muja sea el museo de mayor éxito de Asturias»

La portavoz del Gobierno afirma que el Ejecutivo sí apoya con subvenciones a la comarca oriental y acusa a los populares de «descalificar la realidad»

Extracto de la noticia publicada en La Nueva España, sábado 17 de marzo de 2007


Llanes


La consejera de Cultura y portavoz del Gobierno del Principado, Ana Rosa Migoya, aseguró que al PP «le molestan todas las iniciativas positivas» que se ejecutan en la región. «Al PP le molesta que el Museo del Jurásico sea el centro museístico de mayor éxito en nuestra comunidad», señaló Migoya, quien pidió tranquilidad a los populares, ya que a partir de las próximas semanas estarán funcionando en Asturias «otros equipamientos culturales y turísticos de gran notoriedad» (Parque de la Prehistoria de Teverga, Ciudad de la Cultura de la Laboral y Fuentes de Invierno). «Y casi podemos asegurar que el PP también los descalificará», concluyó Migoya.


La portavoz del Gobierno salía así al paso de las recientes críticas del PP por una presunta marginación al Oriente en las ayudas empresariales. ...


... Lea la noticia completa aquí.

El Muja ingresó en 2006 medio millón de euros menos por venta de entradas que en 2005

El Museo del Jurásico obtuvo el pasado año 334.000 euros, mientras que el anterior había sumado 890.000 euros

Noticia publicada en La Nueva España, viernes 16 de marzo de 2007

Llanes, Ramón DÍAZ



PSOE y PP siguen enfrascados en una agria polémica en torno a la venta de entradas en el Museo del Jurásico de Asturias (Muja). En el fuego cruzado de acusaciones y reproches que mantienen ambas formaciones desde hace unos días, ayer le tocó el turno al PP, que desveló que el Muja registró el año pasado un «tremendo bajón» en el apartado de ingresos por venta de entradas. Las cuentas ya cerradas de los últimos ejercicios señalan el Muja ingresó en el año 2005 por venta de entradas 890.345,21 euros, mientras que en el año 2006 los ingresos cayeron un 62,5 por ciento, hasta los 333.983,87 euros. Traducido a números absolutos: el Muja ingresó en 2006 por venta de entradas medio millón de euros menos que en 2005.




Por la izquierda, Eva Martínez, Alejandra Cuétara, Fidel Sánchez y José Manuel Felgueres. Fotografía: José Pandal

El PP lo tiene muy claro: el bajón en el apartado de ingresos muestra la «evolución real» del Muja, muy alejada de las «mentiras» del Gobierno de Vicente Álvarez Areces, según indicó ayer la diputada regional Alejandra Cuétara. Otro cálculo de la parlamentaria: el Museo del Jurásico ingresó el año pasado un 40 por ciento menos que en 2004, cuando se vendieron entradas por valor de 544.897,50 euros.

La parlamentaria riosellana defendió la idea de que los ingresos por venta de entradas suponen una «magnífica manera» de medir la situación real de los museos y su relevancia como reclamo turístico. «En una empresa privada el número de entradas determina que se felicite o se pidan responsabilidades al gestor de la instalación, algo que no ocurre con las instalaciones públicas del Principado, que pagamos todos los asturianos», indicó Alejandra Cuétara.

La diputada regional criticó las «excusas» del Principado al señalar que aún deben añadirse a los ingresos por venta de entradas los correspondientes a la cafetería y la tienda del Muja. «Eso es esconderse detrás de la barra de la cafetería. A ver si va a resultar que la importante inversión realizada fue para tomar unos refrescos de cola», señaló en tono irónico la parlamentaria.

Cuétara achacó el bajón del Muja a la «mala política turística» y a la «mala gestión» aplicada por el Gobierno del Principado en las instalaciones museísticas. «No basta con levantar un museo, hay que promocionarlo, regarlo como si fuera una planta, porque si no se hace acaba convertido en un panteón, y eso es tirar el dinero público», indicó Cuétara.

La parlamentaria del PP fue quien inició el debate en torno al Muja cuando, el pasado martes, desveló que el Muja había ingresado en 2006 por venta de entradas la mitad del dinero previsto por el Gobierno del Principado. Cuétara achacó los «malos resultados» a la «deficiente gestión» y a la «política turística equivocada» que practica el Ejecutivo regional, que había calculado en los presupuestos de 2006 que el Muja ingresaría 670.000 euros por venta de entradas. La parlamentaria riosellana indicó que el Muja debe ser un atractivo turístico de primer orden, y denunció la «mala promoción» que realizó el Principado de esta instalación museística, ubicada en la rasa de San Telmo, entre Colunga y Lastres.

La respuesta del Gobierno regional llegó el miércoles, por boca del director general de Promoción Cultural y Política Lingüística, Carlos Madera, quien aseguró ayer que la situación económica del Muja es «muy buena», dado que «casi se sostiene solo» y «cada año necesita menos ayuda pública». Madera aseguró que Cuétara se limitó a «desdibujar la realidad» y a contar una «media verdad». Y aseguró que los 670.000 euros de calculados por el Principado se refieren a ingresos ajenos a las arcas regionales; esto es, incluyen, además de la venta de entradas, las ventas en la cafetería y en la tienda del Muja.

El Muja en Commons

Colección de fotografías del MUJA publicadas por Noemy García García el jueves 15 de marzo de 2007 en Commons
















El MUJA en Wikipedia

Entrada publicada en Wikipedia el jueves 15 de marzo de 2007.


Entrada del museo.

El museo del Jurásico de Asturias o MUJA es un museo que está situado en la rasa de San Telmo, en el concejo asturiano de Colunga (España).
El museo nace con la idea de dar una completa muestra sobre los dinosaurios que habitaron esta zona de Asturias y que dejaron su huella en los yacimientos de icnitas, protegidos por ley como monumentos naturales.


Edificio
El edificio, obra del arquitecto Rufino García Uribelarrea, es la representación del contramolde de una huella de dinosaurio tridáctila.
La cubierta exterior es de cobre y el interior de madera con una exposición de 2.500 m² en dos plantas.
El edificio dispone de tienda y consigna

Exposición
La exposición se desarrolla en las dos plantas del museo y el sótano.

Sótano: Esta zona no es de exposición permanente, si no que está orientada está dedicada a servicios a visitantes, exposiciones temporales, área de investigación y talleres de trabajo.

Primera planta: En esta planta se muestra una exposición sobre el Triásico, Jurásico y Cretácico.
Segunda planta: En esta planta se muestra el tiempo posterior al Mesozoico, cretácico, jurásico, jurásico asturiano, triásico y tiempo anterior al mesozoico.

Jurásico asturiano

La parte más importante del museo lo compone los fósiles provenientes de la costa asturiana. En 2006 el número de los restos rondaban los 8.000 fósiles divididos en icnitas (150), restos de vertebrados (200), fósiles vegetales (103) y fragmentos de troncos (11) y elementos de invertebrados (más de 6.000).


Enlaces externos
Commons alberga contenido multimedia sobre Museo del Jurásico de Asturias
Página web oficial.
Página sobre el museo.

El Principado afirma que la situación económica del Muja es «muy buena; casi se sostiene solo»

Cultura arremete contra el PP por «desdibujar la realidad» de un museo que «cada año necesita menos ayuda pública»

Noticia publicada en La Nueva España, jueves 15 de marzo de 2007

Colunga, Ramón DÍAZ










Una de las réplicas de dinosaurio instaladas en el exterior del Muja. José Pandal


El director general de Promoción Cultural y Política Lingüística, Carlos Madera, aseguró ayer que la situación económica del Museo del Jurásico de Asturias (Muja) es «muy buena». Tanto que el centro museístico «casi se sostiene solo» y «cada año necesita menos ayuda pública». Madera salía así al paso de las críticas lanzadas veinticuatro horas antes por la diputada regional del PP Alejandra Cuétara contra la gestión que aplica en el Muja el Ejecutivo asturiano.

Madera aseguró que la parlamentaria del PP se limitó a «desdibujar la realidad» y a contar una «media verdad». La diputada regional denunció que el Principado había calculado que en 2006 el Muja ingresaría 670.000 euros por venta de entradas. Pero que, en realidad, sólo se ingresaron finalmente 333.983,87 euros, el 50 por ciento de lo calculado.

Madera cuestionó las cuentas del PP, porque, según indicó, parten de una premisa falsa: los 670.000 euros calculados por el Principado se refieren a ingresos ajenos a las arcas regionales; esto es, incluyen, además de la venta de entradas, las ventas en la cafetería y en la tienda del Muja. Estos ingresos procedentes de la cafetería y de la tienda no están incluidos en los 333.983,87 euros citados por el PP. Madera aseguró que, una vez sumados, la cantidad total se acercará a los 670.000 euros calculados. Pero, aunque no fuera así, Madera señaló que «siempre estaría la garantía del Principado para igualar las cantidades previstas».

Carlos Madera criticó la «maniobra» del PP para dar una «visión negativa» de un museo que funciona «muy bien». Es el más visitado de la región, con unas 120.000 entradas cada año, aproximadamente, y ha superado ya los 500.000 visitantes desde que abrió sus puertas al público, el 1 de abril de 2004.

Según Madera, el Muja es uno de los equipamientos públicos «más eficientes» de la región. Y «uno de los que mejor funcionan desde el punto de vista económico», añadió. El director general rechazó asimismo las críticas de Cuétara sobre la apuesta del Ejecutivo regional por el Muja, que la diputada considera insuficiente. Madera recordó que el Principado sigue invirtiendo en el museo y su entorno. Citó las réplicas de dinosaurio que se han colocado en las últimas semanas en las inmediaciones de la sede museística, así como el parque infantil y la reforestación de la zona, que se acometerán en los próximos meses. Madera cifró la inversión global en la mejora de la instalación museística y su entorno en un millón de euros.


Madera aseguró que entiende la labor de fiscalización de la oposición, pero señaló que puede realizarse «de otra manera».

El Muja ingresó el año pasado 334.000 euros por venta de entradas, la mitad de lo previsto

El PP achaca los «malos resultados» a la «deficiente gestión» y a la «política turística equivocada» que practica el Gobierno del Principado

Colunga, Ramón DÍAZ

Noticia publicada en La Nueva España, miércoles 14 de marzo de 2007








Visitantes en el Muja, en una imagen de archivo.
José Pandal






El Museo del Jurásico de Asturias (Muja) ingresó el año pasado por venta de entradas 333.983,87 euros, justo la mitad de lo que había previsto el Gobierno del Principado, responsable de la instalación. El PP asturiano achacó ayer estos «malos resultados» a la «deficiente gestión» y a la «política turística equivocada» que practica el Ejecutivo de Vicente Álvarez Areces. El Gobierno regional había calculado en los Presupuestos de 2006 que el Muja ingresaría 670.000 euros por venta de entradas. Las cuentas finales de la instalación, ubicada en la rasa de San Telmo, entre Colunga y Lastres, señalan que el Muja «sólo» ingresó la mitad de lo calculado por los dirigentes socialistas.

La diputada regional del PP Alejandra Cuétara señaló que estos resultados suponen una «clara muestra» de la «mala gestión» del Gobierno asturiano. Y son «el resultado de una política equivocada», añadió. «Si fuera un museo privado habría dimisiones o ceses, pero al Ejecutivo socialista parece que lo público le da igual, porque lo pagamos todos los ciudadanos», indicó Cuétara.

La parlamentaria riosellana indicó que, además de acoger multitud de visitas de colegios, el Muja debe ser un atractivo turístico de primer orden. «Si se hubiera promocionado bien, los resultados por venta de entradas serían muy diferentes», destacó.

Cuétara aseguró que los datos de ingresos por venta de entradas del Muja reflejan, «una vez más», que para el Gobierno de Areces «el Oriente no existe, ni turística ni culturalmente».

La diputada regional señaló que este extremo ya había quedado «demostrado» en la Feria Internacional de Turismo, que se celebró a finales del pasado mes de enero en Madrid, donde «la comarca oriental no existió». Según la parlamentaria, los mandatarios del PSOE han «borrado del mapa» al Oriente y a sus ciudadanos «para todo, salvo para pagar impuestos».

Un parque jurásico de importación

El MUJA recibe réplicas de hallazgos en EEUU, Corea, Polonia y Argentina

Noticia publicada en La Voz de Asturias, 8 de marzo de 2007


B. A. GUTIERREZ

De la huella de dinosaurio más pequeña del mundo --tan sólo tres centímetros--, a uno de los dientes más grandes de un gigantosaurio de Argentina. Son réplicas de fósiles jurásicos que han recorrido miles de kilómetros para recalar en el Museo Jurásico de Asturias (MUJA). Desde su apertura en el 2004, el centro ha ido haciéndose un hueco en el panorama internacional y ampliando fondos con muestras de distintos países de cara a su futura exhibición. No sólo recibe piezas sino que también exporta algunas de las joyas del jurásico de nuestras costas, eso sí, en forma de reproducción, matiza el director científico del centro, José Carlos García-Ramos.

La aparición del centro de Colunga en revistas especializadas del sector como Geotimes y los contactos que se están realizando con otros museos contribuyen a promover la riqueza del jurásico asturiano, con una de las mejores colecciones de huellas del mundo. Arizona, Colorado, Maryland o Uta, en EEUU, han remitido algunas muestras de sus dinosaurios y pterosaurios para su futura exposición en el MUJA.

Con una distancia de millones de años y miles de kilómetros, de Corea proceden las huellas más pequeñas de terópodo, bautizado como Minisauripus, de tan sólo tres centímetros (uno menos que las halladas en Asturias); Polonia aporta un conjunto de huellas de dinosaurio; y Argentina, un diente de Giganotosaurus y un cráneo de Gasparinisaura, además de réplicas de garras de dinosaurio. Como curiosidades, el MUJA posee una huella de un pie humano de 6.000 años de antigüedad hallada en ceniza volcánica en una cueva de Nicaragua.

El interés de instituciones extranjeras por las huellas asturianas ha desbordado la capacidad del equipo científico del museo, asegura García-Ramos. Por el momento, el Dinosaur Tracks Museum de Colorado disfruta de las réplicas de algunas de las piezas más interesantes rescatadas del acantilado asturiano, especialmente las huellas con marcas de piel, únicas entre los hallazgos mundiales, o los rastros de cocodrilo. "Es el centro más importante del mundo en huellas de dinosaurios" --recuerda el experto--, dirigido por Martin Lockley, un enamorado del jurásico asturiano.

Precisamente las piezas de cocodrilo halladas en los yacimientos de Quintueles, Aguero y Tazones han sido protagonistas de una publicación en la revista Ichnos, una de las más importantes sobre huellas fósiles. Más cerca, hasta la nueva Casa de Asturias en Madrid, han viajado piezas recientes, como las halladas en Villaviciosa hace apenas un par de meses. Forman parte de un yacimiento, que García-Ramos define como "espectacular", de plantas del jurásico, incluido en el trabajo de campo que ahora en primavera retomarán los investigadores en el acantilado asturiano.

El MUJA en "Estructuras de madera"

Noticia publicada (en portugués) en Estructuras de Madera, miércoles 7 de marzo de 1997

El Museo del Jurasico de Asturias posee una estrutura interesante. Está formada por vigas de madera laminada pegadas en forma de arco y estrutura espacial. El formato de la estrutura se basa en una pisada de dinosaurio con 3 dedos. La cobertura es de cobre. El área total del museo es de 2.500,00 m².

Arquitecto : Rufino Garcia Uribelarrea

Cálculo estrutural y ejecución : Media Madera Ingenieros Consultores
Situación : España - Principado de Asturias - Colunga - San Telmo






El MUJA en Asturias Natural

Noticia publicada en Asturias Natural, miércoles, 3 de enero de 2007


En Asturias Natural hemos ampliado y actualizado la información del Concejo de Colunga, pero principalmente hemos hecho una sección dedicada al Museo del Jurásico de Asturias conocido con el nombre de MUJA.

En la Web dedicada al MUJA pueden encontrar información detallada del museo, como las Salas que te encontrarás y en cuantas partes se divide la exposición, horarios, y por supuesto tambien os encontrareis con algunas fotos del Museo para que se hagan una idea de lo que verán... Por lo pronto iremos ampliando la Web con información de más Museos de Asturias, el siguiente será el de la Mineria.





pincha sobre estas fotos para verlas más grandes



El último dinosaurio llega al MUJA

(noticia publicada en Aragosaurus, sábado 24 de febrero de 2007)



Acaba de llegar la última réplica a tamaño natural para el exterior del Museo del Jurásico de Asturias (MUJA). se trata de un reconstrucción de Camptosaurus, un dinosaurio herbívoro de unos 8 metros de largo y 600 Kgs. de peso. La ha realizado la empresa Dinokinetics. Se suma a otras tres reconstrucciones: la de Dacentrurus, Diplodocus y Allosaurus. La colocación de réplicas a tamaño real en el exterior del Muja pone la guinda a un proyecto impulsado por la Consejería de Cultura que incluye, además, la instalación de tres parques infantiles y la plantación de vegetación y flores autóctonas en el entorno del museo. En total, la consejería se ha gastado en estas tres intervenciones 767.000 euros, a los que hay que sumar los 350.000 euros que implicó la reciente construcción de la cafetería ya en funcionamiento.

El último dinosaurio llega a Colunga


La Consejería de Cultura instala la cuarta réplica de un gran saurio en el entorno del Museo Jurásico

(noticia publicada en La Nueva España, sábado 24 de febrero de 2007)

Colunga, Daniel BÁRBARA

El último dinosaurio llegó a Colunga. La Consejería de Cultura instaló ayer la última réplica de dinosaurios que rodean el Museo del Jurásico de Asturias (Muja). Se trata de un Camptosaurus, un dinosaurio herbívoro del período jurásico tardío, que, según se creía hasta hace poco, medía seis metros de largo.

La réplica instalada ayer en la rasa de San Telmo pesa 400 kilos, tiene diez metros de largo y más de tres de altura. Y es que las huellas encontradas en la costa oriental asturiana superan con mucho el tamaño de las halladas en el resto del mundo. Por ello, los expertos han concluido que los dinosaurios que poblaron las tierras asturianas eran de mayor tamaño. Las copias del Muja también lo son.

Cultura inició, el pasado mes de diciembre, un ambicioso proyecto de reforestación y mejora del entorno del Muja con la instalación de las dos primeras réplicas: un Allosaurus, de seis metros y medio de largo y 250 kilos de peso, más un Dacentrurus, de ocho metros y 600 kilos. Dos meses más tarde, a finales del pasado mes de enero, un enorme Diplodocus de veintisiete metros de largo, cinco metros de altura y casi tres toneladas de peso se convirtió en la gran estrella del Muja. El reptil del período jurásico fue bautizado, por los vecinos de Colunga y de Lastres, consultados por LA NUEVA ESPAÑA, con el nombre de «Manín», un apelativo genérico y coloquial utilizado en la zona de Lastres, Caravia y Villaviciosa.

Las réplicas de dinosaurios están fabricadas con fibra de vidrio y resina de poliéster, y recubiertas con poliéster isoftálico resistente a la radiación ultravioleta, al salitre, al agua y a otros elementos externos. Este resistente material es utilizado, por ejemplo, para construir piraguas. Las cuatro copias, realizadas por la empresa de montajes paleontológicos Dinokinetics, de León, tienen un coste total de 117.000 euros.

El proyecto incluye habilitar tres áreas de parque infantil, donde los menores podrán disfrutar de los distintos juegos adaptados diferentes edades, así como la ejecución de una obra de jardinería sobre una superficie de 7.000 metros cuadrados. Los trabajos, cuya inversión supone un gasto de 150.000 euros, buscan formar manchas irregulares de especies vegetales muy escogidas y accesibles para el público.

El último en llegar

El camptosaurus de ocho metros de largo instalado ayer en el Muja completa el cuarteto de réplicas a tamaño real para el entorno de este museo

(noticia publicada en El Comercio, sábado 24 de febrero de 2007)






PACÍFICO. La réplica pesa 600 kilos y fue instalada ayer, a primera hora, junto al museo. / D. E.



ANA MORIYÓN/COLUNGA


Al Museo Jurásico de Asturias (Muja) llegó a primera hora de ayer la réplica a tamaño real de un camptosaurus. Con la instalación de este pacífico dinosaurio herbívoro de ocho metros de largo y 600 kilos de peso queda completado el cuarteto de reproducciones encargadas a la empresa Dinokinetics para ampliar la oferta didáctica del Muja y animar a los turistas a realizar un segundo viaje por este complejo con grandes vistas al mar Cantábrico que, desde su inauguración en abril de 2004, ya ha recibido la solera de unas 440.000 visitas.

El nuevo dinosaurio instalado en las inmediaciones del edificio museístico se suma a un allosaurus de seis metros de largo, dos de alto y un peso de 250 kilogramos, un dacentrurus que mide ocho metros de largo por 2,80 de alto y pesa unos 600 kilos y el diplodocus, el más llamativo por sus dimensiones de 27 metros de largo, cinco de alto y tres toneladas de peso. Todos ellos realizados con el máximo rigor científico gracias al asesoramiento del equipo científico de José Carlos García Ramos y con material muy resistente, tanto al agua como al sol, que permite que los visitantes puedan hacerse fotografías junto a ellos, tocarlos e incluso subirse en sus lomos.

Tres actuaciones

La colocación de réplicas a tamaño real en el exterior del Muja pone la guinda a un proyecto impulsado por la Consejería de Cultura que incluye, además, la instalación de tres parques infantiles y la plantación de vegetación y flores autóctonas en el entorno del museo. En total, la consejería se ha gastado en estas tres intervenciones 767.000 euros, a los que hay que sumar los 350.000 euros que implicó la reciente construcción de la cafetería ya en funcionamiento.

En su interior, este singular museo con forma de icnita alberga unos 8.000 ejemplares de fósiles procedentes exclusivamente del Jurásico asturiano y una de las muestras del mundo más completas, didácticas y fieles sobre la época jurásica.

Instalan la cuarta y última réplica en el entorno del Museo Jurásico

(noticia publicada en El Comercio, sábado 24 de febrero de 2007)










TAMAÑO REAL. El camptosaurus de 8 metros. / D. ESPINOSA


El camptosaurus de ocho metros de largo, instalado ayer junto al Museo Jurásico de Asturias (Muja), completa el cuarteto de réplicas a tamaño real diseñadas por la empresa Dinokinetics para el exterior de este museo. El proyecto incluye también tres parques infantiles y la reforestación del entorno del edificio.

Portugal sigue siendo una incógnita

(noticia publicada en La Rioja, viernes 23 de febrero de 2007)

Un año después de que la UICN recomendase incluir Portugal en la candidatura, la participación o no del país vecino sigue siendo una incógnita. Diversas fuentes consultadas por este diario confirman el interés luso por integrarse, pero ninguna es capaz de garantizar que haya un compromiso firme. «Portugal sí que estará en la candidatura -afirma Pilar Montes, siempre optimista-, pero no es definitivo. Sí que hay voluntad por su parte. Estamos en contacto con ellos y hemos recuperado unas conversaciones que estuvieron muertas».

En el 2001, estando a punto de adherirse, Portugal se desentendió del proyecto sin que nadie diese explicaciones por su parte ni nadie las pidiese desde España (al parecer, los científicos estaban interesados, pero los políticos no quisieron perder el turno de presentar otras candidaturas exclusivamente lusas). Aquella extraña experiencia resta confianza a cualquier compromiso que no tenga las debidas garantías.

Pero hoy por hoy, un año después de la indicación de la UICN, Portugal, sigue siendo un incógnita no resuelta para la candidatura de Icnitas de Dinosaurio de la Península Ibérica. Como dicen en el país de la 'saudade', lo más seguro es que quién sabe.

Diez años jurásicos

Los yacimientos han sido más promocionados para el turismo que para la ciencia durante el largo proceso

Está siendo una larga marcha. Comenzó hace diez años y todavía no se ve el final. Pero el valor de las icnitas es tal que invita a confiar en que, tarde o temprano, llegará el reconocimiento de Patrimonio de la Humanidad.

(noticia publicada en La Rioja, viernes 23 de febrero de 2007)

J.S./LOGROÑO

Tanto por su origen remoto, su espectacular desarrollo y su súbita desaparición, uno de los conjuntos de seres vivos más llamativos de la evolución lo constituyen los dinosaurios. Estos animales dominaron la Tierra durante un periodo de tiempo que va desde hace 230 millones de años hasta hace 65 millones, cuando se extinguieron.

Es el Mesozoico, un periodo nada sencillo de investigar. En la Península Ibérica, sin embargo, es posible hacerlo en su totalidad dado que contiene icnitas de toda esta era. «Eso, el grado de documentación sobre más de 200 afloramientos y 15.000 huellas que hemos alcanzado [en España] y la belleza estética de las mismas es lo que los convierte en los yacimientos más importantes del mundo», asegura el paleontólogo riojano Félix Pérez Lorente.

Las icnitas españolas están «en un lugar muy preciso, muy pequeñito, que es la Península Ibérica dentro del planeta», según su colega aragonés José Antonio Andrés. «Y plasman -añade- diferentes comportamientos, géneros y tipos en diferentes edades geológicas: el Triásico, el Jurásico y el Cretácico, los tres periodos del Mesozoico. En cambio en los yacimientos de China o Estados Unidos hay muchos tipos de huellas y sólo un tipo específico de dinosaurio en un lapsus de tiempo específico».

Si se une la veintena de yacimientos portugueses esparcidos desde Coimbra hasta El Algarve, el conjunto resulta impresionante. «La gran mayoría de rastros de dinosaurio en Portugal -explica la investigadora lisboeta Vanda Faria Dos Santos- se encuentra en terrenos de la Era Mesozoica Occidental, de edades comprendidas entre el Jurásico medio y el Cretácico superior, lo que representa un intervalo de tiempo del orden de los 80 millones de años».

Pero estas consideraciones científicas sólo parecen bastar a los propios científicos. Los políticos, por su parte, ven en los yacimientos de icnitas un reclamo turístico y se esfuerzan en rentabilizarlos por ese camino antes incluso de preservarlos. En La Rioja, por ejemplo, donde el número y el valor de las icnitas se considera muy superior al resto, no existe un plan de protección de yacimientos y llega a darse la situación paradójica de que no se descubren más huellas simplemente para que no se estropeen, porque están mejor protegidas por una capa da suelo que expuestas a los elementos.

Tampoco nadie se ha planteado abordar un proyecto paleontológico con una dimensión proporcional al patrimonio icnológico existente en la comunidad, con investigadores suficientes, formados y provistos de los medios técnica necesarios para desarrollar una labor seria tanto de campo como de laboratorio, y con un centro digno de esa tarea.

Por el contrario, sí existe un proyecto turístico actualmente en marcha (aunque con cuatro años de retraso sobre el primero que fue anunciado). Pero en ese terreno La Rioja ya está en desventaja frente a comunidades como Aragón, que tiene en Teruel el mayor complejo paleontológico de España. 'Dinópolis', abierto desde el 2001 con una inversión inicial de 30 millones de euros (el parque riojano costará 18), ronda los 200.000 visitantes anuales y el futuro 'Barranco Perdido' de Enciso, no sólo tendrá que soportar comparaciones, sino una franca competencia.

Los yacimientos riojanos se empezaron a valorar a mediados de los años setenta. Los últimos diez, empeñados en la carrera hacia la declaración de Patrimonio Universal, no han bastado, sin embargo, para sentar mejores bases. Mirando al futuro, para combinar intereses científicos y turísticos, la distinción de la Unesco no debería ser una meta en sí misma, sino un punto de partida a partir del cual se ponga en valor un bien universal único. San Millán, símbolo de la lengua, tuvo que esperar nueve años después de su reconocimiento universal para ver un proyecto lingüístico de gran calado como Cilengua. ¿Cuánto más deberán esperar los dinosaurios ahora que el tiempo pasa tan deprisa?

La candidatura de las icnitas a Patrimonio de la Humanidad no prosperará este año

Un año después de frustrarse las expectativas de conseguir la declaración en el 2006, se habla de «un aplazamiento» hasta el 2008 para volver ante la Unesco

(noticia publicada en La Rioja, viernes 23 de febrero de 2007)

Los dinosaurios siguen empantanados. La candidatura de Icnitas de Dinosaurio de la Península Ibérica (Idpi) a Patrimonio de la Humanidad tampoco prosperará este año y sus responsables hablan del 2008 como fecha probable, aunque esto no supone garantía de nada si se recuerda que el año pasado, nada más frustrarse las expectativas de conseguir la declaración en el 2006, ya se anunció volver a intentarlo en el 2007.

J.S./LOGROÑO

Hace un año la candidatura que impulsan La Rioja y otras cinco comunidades (Aragón, Asturias, Castilla y León, Cataluña y Valencia), junto con el Estado, sufrió un revés inesperado cuando todo parecía indicar que estaba a punto del éxito después de un largo proceso: cuando se estaba a la espera de que un comité de expertos de la Unesco evaluara la candidatura, la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (asesora de Naciones Unidas en materia medioambiental) indicó la conveniencia de incluir Portugal en un proyecto que se hace llamar peninsular y que así lo era en origen.

En ese primer momento, los impulsores de la candidatura se dieron un plazo mínimo de un año para negociar con el país vecino y rehacer el expediente en función de su respuesta. Desde La Rioja, que hasta entonces había llevado siempre la iniciativa, los responsables políticos se esforzaban en que no cundiese el pesimismo: «Tendríamos que esperar al año que viene y barajar las mismas fechas -declaró Pilar Montes, directora de Cultura, el 14 de febrero del 2006-. Si tuviéramos todos los informes favorables estaríamos hablando del año que viene». Pero los menos optimistas ya advertían que el margen era escaso y que el asunto podía estancarse y demorarse más.

Actualmente Pilar Montes, aunque ya sin información de primera mano, puesto que la coordinación de la candidatura la llevan desde entonces el Ministerio de Cultura y la Comunidad de Aragón, afirma que «en el 2007 no hay nada que hacer». Efectivamente, el plazo de la Unesco para admitir los expedientes que ha de evaluar cada año para conceder las declaraciones de Patrimonio de la Humanidad concluye en febrero y el de la candidatura Idpi no está entre ellos. «Quizás podamos volver a presentar la documentación en febrero del 2008. Es sólo un aplazamiento. No queremos correr y precipitarnos», señala Montes sin perder el ánimo.

Aplazamiento de las icnitas

(noticia publicada en La Rioja, viernes 23 de febrero de 2007)

Un año después de frustrarse las expectativas de conseguir la declaración de Patrimonio de la Humanidad, la candidatura riojana de las icnitas podrían sufrir un nuevo aplazamiento hasta el 2008 para volver ante la Unesco. El plazo para admitir expedientes de declaración concluye este mes de febrero y la candidatura de Icnitas de Dinosaurio de la Península Ibérica no se encuentra en la lista. «En el 2007 no hay nada que hacer», admite la Consejería de Cultura, departamento que prefiere «no correr y precipitarnos». El proyecto merece insistir en años venideros.

Esplendor jurásico

El Muja de Colunga vive uno de sus mejores momentos con la reciente adquisición de tres nuevas reproducciones de distintos dinosaurios

(noticia publicada en La Voz de Asturias, lunes 19 de febrero de 2007)

SILVIA BARAGAÑO

La Rasa de San Telmo de Colunga revive su esplendor de la época jurásica con las tres reproducciones de dinosaurios que recuerdan cómo era la zona hace millones de años. Los visitantes del Museo del Jurásico de Asturias (Muja) no pierden la ocasión de fotografiarse con las tres reproducciones presentes en la entrada.

La muestra aún deberá completarse con una cuarta figura que el alcalde de Colunga, Rogelio Pando, estima que esté instalada a "entre este mes y marzo". La última adquisición del complejo jurásico es la de un diplodocus de 27 metros de largo. La imagen hecha a tamaño real por la empresa Dinokinetics es la encargada de dar la bienvenida a los visitantes del museo. Junto al enorme saurio que recuerda al pequeño Dino, de la serie Los Picapiedra , transcurren los trabajos de construcción de un amplio área de ocio para los más pequeños.





Una de las nuevas réplicas de dinosaurios.
Foto:BARAGAÑO


Estos trabajos se complementan con la plantación de toda una serie de árboles de especies autóctonas. El primer edil colungués Rogelio Pando espera que en marzo los trabajos que arrancaron en el mes de diciembre hayan finalizado. "El Muja quedará con un parque temático exterior interesante que más adelante se podría incrementar con nuevas áreas de ocio", apuntó Pando.

Desde diciembre, el exterior del Muja ha ido recreando el mundo jurásico con las reproducciones de un allosaurus de 250 kilos y un dacentrurus de 600. La última y más llamativa adquisición ha sido la del diplodocus que mide 27 metros de largo y cinco de alto. La reproducción de camptosaurus de ocho metros de largo y 600 kilos de peso pondrá fin a la instalación de réplicas en el Muja. Las cuatro figuras hechas en fibra de vidrio y resina de poliester materiales, similares a los que se emplean en la construcción de canoas, permitirán a las figuras resistir las temperaturas de la zona. El coste fue de 117.000 euros.

Asturias estrena casa en Madrid

Areces inaugura la nueva sede del Principado en la capital española con una exposición sobre diez proyectos culturales de la región

(noticia publicada en La Nueva España, viernes 16 de enero de 2007)

Madrid

Asturias inauguró ayer su nueva sede institucional en Madrid -en la calle San Bernardo, a la altura de la glorieta Ruiz Jiménez- con la exposición «Más paraísos», que muestra diez proyectos culturales puestos en marcha en el Principado, «una empresa que hace años presentaba números rojos y que ha entrado en beneficios», según subrayó el jefe del Ejecutivo regional, Vicente Álvarez Areces. La nueva sede en la capital de España cuenta con 1.800 metros cuadrados divididos en dos plantas, que albergarán oficinas turísticas y empresariales, además de un espacio cultural.

La exposición inaugurada ayer incluye maquetas de proyectos culturales como la reforma de la Universidad Laboral, el Centro Internacional Oscar Niemeyer de Avilés, la Ciudad del Motor de Tineo, el Museo Fernando Alonso, el Parque de la Prehistoria de Teverga, la nueva estación de esquí Fuentes de Invierno, el Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo y el Museo del Jurásico, el más visitado de Asturias.

Para Areces, este conjunto de iniciativas, que suponen una inversión global de unos 200 millones de euros, ilustran una sociedad que ha superado ya las graves crisis provocadas en décadas anteriores por la reconversión de sus sectores tradicionales como la minería, la siderurgia y la ganadería.

La delegada del Principado en Madrid, Pilar Rodríguez, se felicitó por la inauguración de la nueva sede, «asomada a un barrio joven y antiguo como el de Malasaña», y ubicada en un edificio representativo del centro de la ciudad en cuya oferta cultural pretende «hacerse un hueco» a través de una programación «ambiciosa y de calidad». Las nuevas dependencias suponen también, según Rodríguez, «un regalo al pueblo de Madrid, que siempre ha demostrado su querencia por Asturias, con la que coincide en su carácter hospitalario», además de ser el principal mercado turístico del Principado.

Al acto asistió más de un centenar de personas, entre las que se encontraban el ex jefe de la Casa del Rey Sabino Fernández Campo, el ex ministro de Defensa y Educación Gustavo Suárez Pertierra, los cineastas Gonzalo Suárez y Javier Maqua, el economista Álvaro Cuervo y la viuda del pintor Eduardo Úrculo, Victoria Delgado.

Hasta la adquisición de estas nuevas dependencias por 6,5 millones de euros, el Principado contaba con una sede ubicada en dos pisos de la calle Farmacia, amortizados para hacer frente a la inversión en las nuevas dependencias, cuya adecuación ha costado unos dos millones de euros más.

Las oficinas cuentan con más de 1.500 metros cuadrados de superficie útil divididas en tres áreas, una dedicada a dependencias institucionales y administrativas, otra con salas de exposiciones y un tercer espacio para una Oficina de Turismo, un despacho del Instituto de Desarrollo Económico del Principado y una tienda.

"Mas paraísos"

Asturias presentó hoy en su nueva sede institucional en Madrid la exposición "Mas paraísos", que muestra diez proyectos culturales puestos en marcha en el Principado,

"una empresa que hace años presentaba números rojos y que ha entrado en beneficios", según indicó el jefe del Ejecutivo regional, Vicente Álvarez Areces.

(noticia publicada en El Comercio, jueves 15 de febrero de 2007)

AG

La apertura de la muestra sirvió además como inauguración de la nueva sede de Asturias en la capital de España, ubicada en la calle San Bernardo, a la altura de la glorieta de Ruiz Jiménez, y cuenta con 1.800 metros cuadrados divididos en dos plantas que albergarán oficinas turísticas y empresariales, además de un espacio cultural.

La exposición incluye maquetas de proyectos culturales como el Centro de Arte y Diseño Industrial de la Universidad Laboral de Gijón, el Centro Internacional Oscar Niemeyer, en Avilés; la Ciudad del Motor de Tineo y el Museo Fernando Alonso, junto al Parque de la Prehistoria de Teverga, la nueva estación de esquí Fuentes de Invierno o el Museo del Jurásico, el más visitado de Asturias.

Para Areces, este conjunto de iniciativas, que suponen una inversión global de unos 200 millones de euros, ilustran una sociedad que ha superado ya las graves crisis provocadas en décadas anteriores por la reconversión de sus sectores tradicionales como la minería, la siderurgia o la ganadería.

Por su parte, la delegada del Gobierno asturiano en Madrid, Pilar Rodríguez, se felicitó por la inauguración de la nueva sede "asomada a un barrio joven y antiguo como el de Malasaña" y ubicada en un edificio representativo del centro de la ciudad en cuya oferta cultural pretende "hacerse un hueco" a través de una programación "ambiciosa y de calidad".

Las nuevas dependencias suponen también, según Rodríguez, "un regalo al pueblo de Madrid, que siempre ha demostrado su querencia por Asturias con la que coincide en su carácter hospitalario", además de ser el principal mercado turístico del Principado.

Al acto asistió más de un centenar de personas entre los que se encontraban el ex jefe de la Casa del Rey Sabino Fernández Campo, el ex ministro de Defensa y Educación Gustavo Suárez Pertierra, los cineastas Gonzalo Suárez y Javier Maqua, el economista Álvaro Cuervo y la viuda del pintor Eduardo Úrculo, Victoria Delgado.

Hasta la adquisición de estas nuevas dependencias por 6,5 millones de euros, el Principado contaba con una sede ubicada en dos pisos de la calle Farmacia, amortizados para hacer frente a la inversión en las nuevas dependencias, cuya adecuación ha costado unos dos millones de euros más.

Las oficinas cuentan con más de 1.500 metros cuadrados de superficie útil divididas en tres áreas, una dedicada a dependencias institucionales y administrativas, otra con salas de exposiciones y un tercer espacio para una oficina de turismo, un despacho del Instituto de Desarrollo Económico del Principado y una tienda.

Promoción asturiana en Madrid

(noticia publicada en El Comercio, viernes 16 de febrero de 2007)

'Más paraísos' es la exposición con la que el Principado inicia la actividad de promoción desde su nueva sede en Madrid, en la céntrica calle de San Bernardo. Vicente Álvarez Areces inauguró ayer esta muestra con diez proyectos singulares «que resumen las políticas que hemos impulsado para consolidar una comunidad territorial y socialmente más cohesionada y solidaria», dijo.

SEDE. La muestra 'Más paraísos' es la primera que alberga la delegación de Asturias. / FOTOPRENSA

Información del Museo Jurásico

Nuevos horarios para 2007

(noticia publicada en Colungadigital, viernes 2 de febrero de 2007)

José Francisco Cima Muñoz, LASTRES

HORARIOS

Horario Ordinario:
Lunes: de 10.30 a 14.30 h.
De miércoles a domingo: de 10.30 a 14.30 y de 16.00 a 19.00 h.
Lunes tarde y martes cerrado

Abierto: Carnaval (19 y 20 de febrero), Semana Santa (del 30 de marzo al 10 de abril), Puente del 1º de mayo (del 28 de abril al 1 de mayo) y Martes de campo (29 de mayo).

Horario ampliado: Del 22 de junio al 16 de septiembre:
Abierto todos los días de 10.30 a 14.30 y de 16.00 a 20.00

Horario de otoño: Del 17 de septiembre al 31 de diciembre:
De miércoles a domingo: de 10.30 a 14.30 y de 16.00 a 19.00 h.
Lunes y martes cerrado

Pisadas de cocodrilos en el Jurasico de Asturias

(noticia publicada en Aragosaurus, jueves 1 de febrero de 2007)

Nuestros colegas del MUJA acaban de publicar un nuevo trabajo en la revista Ichnos describiendo los rastros y pisadas de cocodrilomorfos del Jurásico (Kimmeridgiense) de Asturias. La costa asturiana es bien conocida por su registro en icnitas de dinosaurios, sin embargo también conserva interesantes icnitas de tortugas, pterosaurios y cocodrilos

El resumen es el siguiente:

Some small and medium-sized crocodylomorph footprints are described from the Late Jurassic (Kimmeridgian) coastal and deltaic units of the northern Spain (Asturias). There are at least four footprint morphotypes. Three of them, with well preserved trackways, are included in the ichnogenus Crocodylopodus (Crocodylopodus isp. and Crocodylopodus meijidei); the fourth one, documented by some isolated large footprints, is referable to the ichnogenus Hatcherichnus. This ichnoassociation confirms the presence of small crocodilians in palaeoenvironments apparently dominated by dinosaurs. The presence of Hatcherichnus seems to confirm the affinity between the Iberian and North American ichnofaunas.

La referencia es:

Avanzini, M., García-Ramos, J. C., Lires, J., Piñuela, L. y Lockley, M. 2007. Crocodylomorph tracks from the Late Jurassic of Asturias (Spain). Ichnos, 14, 143-153.

El MUJA se prepara para la nueva temporada turística

Se ha instalado una nueva reproducción a tamaño natural. Se trata de un gran Diplodocus de 27 metros de largo y 5 metros de alto

(noticia publicada en Colungadigital, jueves 1 de febrero de 2007)

José Francisco Cima Muñoz, LASTRES





Acaba de llegar al MUJA. Mide 27 metros de largo, 5 metros de alto y pesa el angelito casi tres toneladas. Se trata de un gran Diplodocus construido en fibra de vidrio. Vino transportado por un camión especial desde León, donde está ubicada la empresa Dinokinetics, que fabrica las réplicas que se están colocando en las inmediaciones del museo.

Viene a unirse a otras réplicas, un Allosaurus, de 6 metros y medio de largo y 250 kilos de peso, y un Dacentrurus, de 8 metros y 600 kilos, que fueron colocadas hace unos meses. Falta por instalar otra más, se trata de un Camptosaurus, de 8 metros de longitud y casi 600 kilos de peso. El presupuesto de las cuatro réplicas asciende a 117.000 euros.

Al mismo tiempo se está procediendo a la instalación de un parque infantil con temática jurásica y a la implantación de zonas ajardinadas entorno al museo.

Se comenta que también se van a realizar algunos cambios en el interior del museo. El responsable científico del centro es el profesor José Carlos García Ramos, que fue el gran artífice e impulsor de esta instalación museística que ha sido la más visitada de Asturias, con un total de 450.000 visitas, desde que abrió en Semana Santa de 2004 .

A pesar de que el Museo del Jurásico está situado entre las localidades de Colunga y Lastres, y que los terrenos han sido cedidos por el Municipio de Colunga ...

... siga leyendo la noticia en Colungadigital

Un diplodocus de nombre «Manín»

Vecinos de Colunga y de Lastres se decantan por este apodo para el gigantesco dinosaurio que quedó instalado el lunes junto al Muja

(noticia publicada en La Nueva España, jueves 1 de febrero de 2007)

Colunga, Daniel BÁRBARA

«Manín» gana. Es el nombre elegido por los vecinos de Colunga y de Lastres consultados por LA NUEVA ESPAÑA para el gigantesco diplodocus de tres toneladas de peso, veintisiete metros de ancho y casi cinco metros de altura que, desde el pasado lunes, se ha convertido en la estrella del Museo Jurásico de Asturias (Muja). «Manín» es un apelativo genérico y coloquial utilizado en la zona de Lastres, Caravia y Villaviciosa para dirigirse a las personas: algo parecido al «tío» de los pasotas o al «man» que utilizan los jóvenes norteamericanos. «Manín» fue elegido por cuatro de los doce encuestados. Pero hay más propuestas: «Diplo» -citado por dos personas-, «Asturcón», «Grandón», «Guíndola», «Gasoldocus», «Telmo» y «Pulpodocus».








Jesús Menéndez. FOTO: josé pandal



Marcial Ardisana Ribero, camarero de la cafetería La Esquina de Colunga, de 31 años de edad, apostó por el apodo de «Asturcón» porque es «la gran referencia del concejo». Ve las réplicas que se instalan en el entorno del Muja «muy acordes» con la zona, aunque opina que «no influirán demasiado en la gente» que visite el lugar. Considera que la sede museística supuso de entrada un «boom» para los negocios del municipio, pero, con el tiempo, el movimiento de turistas se ha estabilizado.

María del Carmen Ardura Sánchez, que regenta el bazar La Casina de Lastres, se decantó por «Manín» porque es «una palabra muy utilizada en Lastres». Ardura, de 31 años, indicó que el museo colungués «hay que ir a verlo con tranquilidad». Su hijo Adrián Menéndez, de 10 años, es, según su progenitora, un apasionado del mundo de los dinosaurios, por lo que cree que las réplicas de los reptiles «serán muy llamativas para los menores». La llastrina tiene muy claro que el Muja ha generado «mayor movimiento» de turistas en la zona.

Elvira Iglesias Martín, natural de Coceña, también eligió «Manín», ya que los de Lastres «lo utilizaron toda la vida». Iglesias, de 65 años, se mostró de acuerdo con todas las iniciativas que se hagan en el Muja porque «animarán a los turistas a visitar la zona». Y es que, en cuanto llega la primavera, el número de autobuses que visita el municipio se dispara. «Una vez, mientras me tomaba un café con una amiga, llegamos a contar hasta catorce autobuses», indicó.

Estas palabras fueron ratificadas por su amiga América Llera Díaz, de 75 años, natural de la población colunguesa de San Juan. «Cuando llega el buen tiempo, la gente corre para el Jurásico que se mata», manifestó. Llera se mostraba de acuerdo con el apelativo que los vecinos de Lastres usan para dirigirse a las personas, «Manín». Y trasladaba que el Muja va «muy enfocado» a los turistas, si bien reclamaba a las autoridades que «no se olviden de los niños».

María José Pertierra Montoto, camarera en la cafetería El Chico y vecina de Lastres, apostó por «Manín» porque es «el nombre más típico de la zona». La joven, de 24 años, aseguró que las réplicas les gustan mucho a los niños. De hecho, su hijo Aitor ha visitado en repetidas ocasiones el museo. El menor desea volver al Muja porque «le ha gustado mucho y seguro que las réplicas de los reptiles le impactarán mucho más». Sobre la repercusión que tiene la sede museística en el concejo, aseguró que durante el invierno «se mueve mucho los miércoles porque es gratis», mientras que por el verano la afluencia de personas al municipio es «muy buena».

Rafael Barqueháis García, natural de Cartagena (Murcia) pero residente en Lastres desde el pasado verano, se decantó por el apodo de «Guíndola», nombre que reciben los aparejos marineros utilizados para restaurar los barcos. Este jubilado, de 66 años, eligió este nombre porque le parece que el diplodocus «es hembra». Afirma que las primeras réplicas que se instalaron, las de chapa metálica, «no dicen grandes cosas», pero las demás «son geniales». Y cuenta que, cuando visita la zona junto a su perro, éste se acerca sigilosamente a las copias de los dinosaurios, las mira y, de repente, «pega un salto y sale corriendo».

Carmen Álvarez Pérez, vecina de Caravia y propietaria de la librería Álvarez en Colunga, se inclinó por el mote de «Diplo», ya que «hay que ponerle un nombre relacionado con el mundo de los dinosaurios». La librera, que estuvo presente en la colocación del diplodocus, realizada hace dos días, aseguró que las copias «son preciosas, me encantan». Manifestó que el Muja tiene «mucha repercusión en el concejo».

Humberto Martínez, propietario del café Lastres, se fijó en la altura de la réplica y la comparó con la de Pau Gasol. Así que este hombre de 46 años apostó por «Gasoldocus». El profesional de la hostelería indicó que el Muja es «muy técnico, por lo que todo lo que aporten en el entorno dinamizará mucho el museo». Se mostró favorable a las réplicas porque significan «un atractivo más». En contra de lo que muchos de sus convecinos opinan, Martínez cree que la autovía del Cantábrico es «lo que verdaderamente mueve el concejo», aunque el Muja ayuda.

Paulino Suárez, residente en La Riera (Colunga), se decantó por «Diplo» por su relación con la era jurásica. Las réplicas le han impactado de tal manera que ya ha visitado la zona para hacerles fotografías. Afirma que el concejo tiene «muchas deficiencias» por lo que la gente viene al Muja y después «se va».


El patrón mayor de la Cofradía de Lastres, Jesús Menéndez, denominó al reptil «Telmo», en referencia a la rasa de San Telmo, donde se ubican la réplica y el Muja. «Las réplicas están muy logradas, tal como parecen en la realidad. «El impacto será mayor para los niños», añadió. El Muja ha repercutido económicamente en el concejo, «pero no tanto como se preveía». Cree que la sede debería tener «más actividades, mayor compromiso con el concejo, mayor participación y no sólo una presencia testimonial, como sucede ahora. Lo primero que deben hacer es comprometer más a los vecinos del concejo, que la gente lo sienta como algo propio», matizó.

La colunguesa Ángeles Sánchez llamó al gigantesco diplodocus «Grandón» porque es la más grande de todas las réplicas. Aseguró que los lugareños se sienten «muy orgullosos del Muja, pero muchos no lo demuestran».

El llastrín Javier Pardo, de 59 años, que regenta la confitería Cristina, se decantó por «Pulpodocus» ya que se le parece a un pulpo. El confitero, que ha elaborado unas pastas secas con forma de dinosaurios y un molde que se asemeja a una huella, concretó que la afluencia de visitantes al Muja se ha normalizado tras «unos años muy buenos».

Instalan en el entorno del Muja un diplodocus de 27 metros de largo y cinco de alto

(noticia publicada en El Comercio, jueves 1 de febrero de 2007)

A. M./COLUNGA

RECUERDO. Los alumnos del instituto Avelina Cerra, de Ribadesella, se fotografían junto a la réplica. / DAVID ESPINOSA


La empresa Dinokinetics ha instalado en el entorno del Museo Jurásico de Asturias, en Colunga, una réplica de un diplodocus a tamaño real de 27 metros de largo y cinco de alto que, sin duda alguna, se ha convertido ya en la más llamativa de las figuras que desde el pasado mes de diciembre campan en este complejo museístico inaugurado en abril de 2004, y por el que ya han pasado más de 440.000 visitantes.

El transporte y la instalación de la pieza, que pesa un total de tres toneladas, se tornó harto complicada y fue preciso incluso realizar pequeños cortes de tráfico en la carretera nacional en la capital del municipio colungués para facilitar su paso por el cruce que da acceso a la rasa de San Telmo.

Allí, a principios del pasado mes de diciembre, la consejera de Cultura, Ana Rosa Migoya, inauguraba la instalación de un allosaurus de seis metros de largo, dos de alto y un peso de 250 kilogramos aproximadamente, y un dacentrurus que mide ocho metros de largo por 2,80 de alto y pesa unos 600 kilos. Aún está pendiente de instalar un camptosaurus de ocho metros de largo y un peso de 600 kilos que se espera que se llegue en los próximos días.

117.000 euros

Las cuatro reproducciones se han elaborado con el máximo rigor científico y con material muy resistente tanto al agua como al sol, «e incluso a los picotazos de los pájaros», y supusieron un coste de 117.000 euros. La inversión que en estos momentos el Gobierno del Principado está realizando en este museo se completa con la adecuación de tres parques infantiles y la plantación de vegetación y flores autóctonas en el entorno del edificio. En total, la Consejería de Cultura se ha gastado en estas tres intervenciones 767.000 euros.

Los alumnos del IES Avelina Cerra, de Ribadesella, fueron ayer los primeros en fotografiarse junto al enorme animal que fue instalado en el acceso al edificio museístico. La resistencia de estas figuras hace posible que niños y mayores puedan fotografiarse junto a ellas, tocarlas e incluso intentar subirse a sus lomos, si lo consiguen.

Reproducción de Diplodocus en el MUJA

(noticia publicada por Aragosaurus, miércoles 31 de enero de 2007)

En las afueras del Muja se está colocando una reproducción a tamaño natural de un Diplodocus, que se une a las existentes de un gran terópodo y de un estegosaurio. La reproducción tiene 27 metros de largo y tres toneladas de peso. La ha realizado la empresa Dinokinetics de León. Seguro que los chavales que visiten el Muja se lo van a pasar en grande con este monstruo.

Tres toneladas de dinosaurio

Diez operarios, con la ayuda de dos grúas y varios vehículos, colocan junto al Muja la réplica de un diplodocus de 27 metros de largo

(noticia publicada en La Nueva España, miércoles 31 de enero de 2007)










La réplica del diplodocus, durante su colocación junto al Museo del Jurásico. josé pandal


Colunga, Ramón DÍAZ

Veintisiete metros de largo, cinco metros de altura y casi tres toneladas de peso. La nueva «estrella» del Museo del Jurásico de Asturias (Muja), un enorme diplodocus realizado en fibra de vidrio con resina de poliéster, ha llegado a Colunga. La colocación, ayer, de la réplica del gigantesco dinosaurio obligó a organizar un complejo operativo, integrado por diez trabajadores, dos grúas de El Roxu y varios vehículos más de apoyo, entre ellos un camión especial en el que la monumental estatua fue transportada desde León, sede de la empresa de montajes paleontológicos Dinokinetics, que fabrica las réplicas a tamaño real que se están colocando en las inmediaciones del museo colungués.

La réplica del dinosaurio, cuya piel moteada se asemeja a la de una jirafa, empezó a instalarse en la rasa de San Telmo, donde se ubica el Muja, a primera hora de la mañana de ayer. Fueron necesarias tres horas de duro trabajo para que la réplica estuviera lista. Primero se colocó el cuerpo del animal jurásico y a continuación se soldó la cola, que mide más de diez metros de largo. Es la tercera réplica de dinosaurios que se instala junto al Museo del Jurásico.

El 4 de diciembre pasado la Consejería de Cultura, responsable de la sede museística, colocó otras dos copias: un allosaurus, de seis metros y medio de largo y 250 kilos de peso, y un dacentrurus, de ocho metros y 600 kilos. Aún se colocará una réplica más en las próximas semanas: un camptosaurus, de unos ocho metros de longitud y casi 600 kilos de peso. El presupuesto de las cuatro réplicas asciende a 117.000 euros.

Son figuras irrompibles, fabricadas con fibra de vidrio con resina de poliéster y recubiertas con poliéster isoftálico resistente a la radiación ultravioleta, al salitre, al agua y a otros elementos externos (es el mismo material con el que, por ejemplo, se construyen las piraguas). Esta resistencia garantiza su misión no sólo decorativa, sino también lúdica, puesto que las figuras están pensadas, especialmente, para el entretenimiento de los más pequeños.

Las copias a tamaño real de dinosaurios es una de las grandes apuestas del Gobierno del Principado para el entorno del Muja, un edificio que supuso una inversión de unos 12 millones de euros, por la que pujaron en su día Ribadesella, Villaviciosa y Colunga; pero el Ejecutivo de Vicente Álvarez Areces también ha planeado habilitar tres áreas de parque infantil con juegos adaptados a diferentes rangos de edad (menores de 5 años, de 5 a 12 años y adolescentes). En esta obra se invertirán más de 350.000 euros.

Además de las réplicas y las zonas infantiles, el Principado acomete un ambicioso proyecto de reforestación y mejora de la explanada del museo. Se invertirán alrededor de 150.000 euros en una obra de jardinería que pretende crear un «efecto sarampión» sobre una superficie de 7.000 metros cuadrados. El «efecto sarampión» lo aportarán manchas irregulares de especies vegetales muy escogidas y accesibles para el público, que contarán con efectos estacionales y de coloridos. En este sentido, el mayor protagonismo lo tendrán unas hortensias en blanco puro y azul que llamarán especialmente la atención a los visitantes a finales de primavera. Las autoridades regionales tratarán, además, de incluir una pequeña representación de «vegetación antigua», según explicaron hace un mes responsables de la empresa que ejecuta el proyecto de jardinería junto al Muja. Todas las mejoras del exterior del museo estarán terminadas en febrero de 2007.

También habrá previsiblemente cambios en el interior del museo en los próximos meses. El responsable científico del centro, el profesor José Carlos García Ramos, planteaba hace unas semanas la conveniencia de ampliar las vitrinas para exponer los nuevos hallazgos del equipo que él mismo capitanea, entre los que citó un yacimiento «excepcional» de flora en Villaviciosa.

El Museo del Jurásico está situado en lo alto de la rasa de San Telmo, entre las localidades de Colunga y Lastres. El centro ha superado la cifra de 450.000 visitantes desde su apertura, el 1 de abril de 2004. Es, desde entonces, el museo más visitado de Asturias, y se ha convertido en uno de los principales atractivos culturales y turísticos de la comarca oriental asturiana.

El mayor dinosaurio de Asturias encuentra casa en la rasa de San Telmo

(noticia publicada en La nueva España, miércoles 31 de enero de 2005)

Mide 5 metros de alto, 27 de largo, pesa tres toneladas y es el mayor dinosaurio de Asturias. Una réplica de un diplodocus es la nueva estrella del Museo Jurásico de Colunga. La figura, fibra de vidrio y resina de poliéster, llegó de León y quedó instalada en la rasa de San Telmo -como muestra la imagen-, dominando los acantilados igual que hicieron hace millones de años sus antepasados originales.

El Musel cede el faro de Tazones a los vecinos, quienes proponen que acoja un museo del azabache

La Asociación de Villar pide al Ayuntamiento que ejecute los trabajos de adecuación del edificio como centro cultural

(noticia publicada en El Comercio, lunes 29 de enero de 2007)




EDIFICIO. Una imagen del faro de Tazones, que se encuentra en buen estado de conservación. / ARTIME



DAVID ARTIME/VILLAVICIOSA

Los vecinos del barrio de Villar, en Tazones, ya conocen la respuesta de la Autoridad Portuaria de Gijón. Los responsables de El Musel aceptan ceder el faro de Tazones a la asociación, que pretende instalar allí un centro cultural y de interpretación. Entre los usos previstos, figuran un aula sobre la industria del azabache y otra sobre el periodo jurásico, aprovechando las huellas de dinosaurios que conservan las costas de Villaviciosa. Pero los vecinos de Villar no tienen capacidad para asumir por sí solos la obra, por eso quieren que el Ayuntamiento se haga cargo de ella.

El puerto de Gijón también pone sus condiciones. Acepta la cesión del faro siempre y cuando el Consistorio de Villaviciosa sea el que ejecute los arreglos correspondientes.

Otro de los requisitos es el destino del inmueble a actividades con fines sociales o culturales y sin ánimo de lucro. Así lo explica Marcelina González, tesorera de la asociación y persona involucrada en la lucha de los vecinos por conseguir el espacio del faro para uso social.

González afirma que en el Ayuntamiento ya están al corriente de la situación pero «no se ponen manos a la obra la obra». Y eso pese a que «es un trabajo muy fácil, sólo hace falta tirar un par de tabiques».

Jurásico

La Asociación de Vecinos de Villar, que agrupa a una treintena de residentes de este barrio de Tazones, lleva muchos años persiguiendo el objetivo de cesión del faro. Su intención es poder utilizarlo como centro cultural con aulas de interpretación. Entre las posibilidades barajadas está la de crear una aula informativa sobre la historia de la industria del azabache, con larga tradición en esta zona de Asturias. También figura la posibilidad de habilitar en el inmueble una zona museística sobre el periodo jurásico. Esta segunda opción estaría relacionada con la Ruta del Jurásico que actualmente está señalizada en Tazones y que precisamente va desde la playa del pueblo hasta el faro.

A lo largo del recorrido se pueden apreciar huellas tridáctilas de dinosaurios, además de otros restos fosilizados. Una tercera opción es la creación de un espacio de exposiciones para el pueblo en general y también una sede para la asociación de vecinos.

De momento, nada de esto podrá materializarse hasta que se ejecute una obra que los interesados esperan ver realizada en los próximos meses. Su demanda cuenta con el respaldo de la Asociación de Vecinos de Tazones.